.envoltorio-entradas { margin: 0 auto; padding: 0; width: 90%; }

MAQUILLAR MI PIEL (VOL. 2)


Hace unas semanas Amparo (@youaretheoneblog) me sugirió que mostrase de alguna forma, cómo maquillo mi piel habitualmente. Aunque he tenido la posibilidad de aprender distintas técnicas, todas ellas muy interesantes, con el tiempo, y en función de mis necesidades, gustos, etc. he creado la mía propia. Siendoos sincera, y remitiéndome a ella, no se diferencia mucho de otras.

Lo que pretendo es que el proceso sea rápido y sencillo, empleando el menor número de productos y la menor cantidad de éstos, para conseguir el resultado deseado: una piel natural, ligeramente luminosa y perfeccionada. 

Comencemos.


1 · REHIDRATAR
Todas las mañanas utilizo sérum y crema "hidratante", actualmente Fermentation Essence de Benton y la Factores naturales hidratantes + HA de The Ordinary, pero por lo general, me maquillo horas después de su aplicación. Teniendo en cuenta que cualquier base de maquillaje queda más bonita e integrada en la piel cuando ésta es tratada previamente, y que mi piel es normal-seca, me veo casi en la "obligación" de "rehidratarla". Para ello aplico la bruma que tenga ese momento en uso, la Hydrating Milky Mist de PIXI o Rosewater & Glycerin de Heritage Store en estos momentos. 

Para evitar que caiga bruma donde no deba (pelo), pongo un poco en las manos y aplico directamente haciendo ligeras presiones. 


2 · CORREGIR
Es una realidad que mi ojera, además de ser ligeramente profunda (algo que solo podría solventar con medicina estética), es oscura. Por ello, tras haber usado numerosos correctores para la zona, sé que debo usar un pre-corrector o corrector salmón, en la imagen Radiant Creamy Concealer de NARS* en el tono Honey.

Para evitar evidenciar las líneas que tengo (herencia genética), y siendo ésta una zona que está en constante movimiento, aplico la menor cantidad posible. Difumino el producto con la yema de los dedos para que con el calor de éstos, se funda mejor y el resultado sea más discreto y natural. 


3 · UNIFICAR
Recuerdo una ocasión en la que acudió una chica al stand donde trabajo buscando una base de maquillaje. Le pregunté, entre otras cosas, por la que tenía en ese momento, "La Studio Fix de MAC, aunque quizá no necesite tanta cobertura." respondió. Me llamó la atención que emplease la palabra "necesitar" así como su reflexión, y le puse mi ejemplo, mirándome al espejo dije  "Quizá puedas pensar que yo SÍ necesito más cobertura porque, aun estando maquillada, se me ven pecas (he decidido llamar así a mis manchas) pero no quiero, no me gusta." Sonrió.

En definitiva, si uso base de maquillaje, y suele ser con frecuencia, no es para cubrir o tapar nada, sino para unificar el tono de mi piel. Además y por lo general, las bases de cobertura baja son las más fluidas, fáciles de aplicar y cómodas de llevar, como la Light Wonder de Charlotte Tilbury  (tono 3). Volviendo al hecho de que mi piel es normal-seca, necesito que la base sea "hidratante" y/o tener un acabado ligeramente luminoso (libre de shimmer y del efecto glow, que lo llaman).

Para su aplicación. Aunque a veces recurro a alguna brocha o esponja, la mayor parte de las veces, me sirvo de los dedos. Para mi no solo es más rápido y fácil, sino que así evito ensuciar una herramienta que después tendría que limpiar (sí, vagancia absoluta).

Mi intención no es maquillar todo el rostro, sino aquellas zonas que lo necesiten. Por ello cojo poca cantidad de producto, lo deposito extendiéndolo en las mejillas (véase la imagen 3) y con lo que queda en los dedos aplico difuminando en el centro de la frente. Vuelvo a las mejillas, y extiendo llegando a la nariz, contorno de los labios y mentón, evitando así llegar al inicio del cuero cabelludo.


4 · SELLAR
Nunca me ha gustado usar polvos y rara vez lo he hecho, porque no me gusta el acabado que proporcionan a la piel (empolvada obviamente, y mate en su mayoría) Sin embargo, también ayudan a fijar los productos líquidos o cremosos, y lograr que éstos se mantengan en mejores condiciones durante más tiempo. Por eso actualmente, estoy usando los Primed & Poreless de Too Faced para sellar el corrector y matificar aquellas zonas que sé, van a brillar más de lo que desearía (la zona de la nariz principalmente)

No uso mucha cantidad, y aplico siempre con una brocha pequeña, en esta ocasión la Contour Brush de Real Techniques, depositándolos y sin arrastrar.

Eso es todo. Una vez más, menos es más.

*Actualmente NARS es comercializa en China.

No hay comentarios:

Publicar un comentario